El caso del extraterrestre felinoide llamado UOK – Tercera Parte

El caso del extraterrestre felinoide llamado UOK – Tercera Parte

Aquí te presentamos la última parte de esta increíble historia, protagonizada por Kristina Brikarenko y el ser conocido como Uok Hcresnoil. Antes pudimos ver dónde y en qué condiciones vivía la joven rusa, así como el momento en que fue abducida por la nave de Uok. Ahora, en Plan Cósmico, podrás descubrir toda la información que reveló el felinoide, y que nos permite conocer más sobre esta extraordinaria raza del espacio exterior.

Uok Hcresnoil, el guerrero felinoide que se convirtió en un dios

Luego de decirle su nombre, Uok Hcresnoil tomó la mano de la joven. Acto seguido, la llevó por la diferentes paredes de la habitación, explicándole las imágenes y símbolos que aparecían en su superficie. En un pasado remoto, había pertenecido a una estirpe de guerreros y guardianes de la galaxia. Once habían sido los elegidos para esta misión, y él había formado parte de ellos. Así tuvieron que enfrentar innumerables peligros, mientras viajaban por el universo y ayudaban a otras especies.

Sus principales enemigos eran los reptiles, que representaban las fuerzas oscuras del cosmos. Entre ellos estaban los Musgir, una especie de dragón que se caracterizaba por su gran poder. Las batallas con ellos se extendieron por millones de años, hasta que solo Uok quedó en pie. Sus compañeros no murieron, sino que regresaron al estado etéreo que tenían sus ancestros. En cambio, Uok decidió quedarse en el plano tangible, supervisando que el universo se mantuviese en orden.

Uok Hcresnoil revela los detalles sobre su pasado

Esto lo había convertido en una especie de divinidad para su raza, siendo figura de culto en diferentes planetas y dimensiones. Es así como llegó a la tierra hace miles de años, donde influenció el desarrollo de las primeras civilizaciones. Es durante este periodo que conoció a una mujer, justamente en el territorio que ahora corresponde a Europa del Este. Ambos entablaron una profunda amistad, e incluso otros sentimientos empezaron a nacer entre ellos. Sin embargo, ella era mortal, e inevitablemente tuvo que verla partir.

La mujer rusa que fue abducida por un felinoide

De esta forma, regresó a la Tierra en búsqueda de sus descendientes, con el objetivo de protegerlos de todo mal. Uno de ellos era Kristina, que incluso se parecía mucho a su querida amiga. De este modo, Uok reveló la verdadera razón para haberla salvado. No era una cuestión fortuita, sino que él siempre había sido su ángel guardián. Esto fue lo último que recuerda la joven rusa, quién despertó en su automóvil al lado de la carretera. Varias horas habían pasado, y en su mente estaba la clara imagen de Uok Hcresnoil.