Proyecto ITER 2019

Proyecto ITER 2019

Los recursos que tiene nuestro planeta Tierra se agotan, y el ser humano está buscando nuevas maneras de suministrarse y de tener una energía que no contamine y mucho más potente que la actual.

El próximo reto, es la energía de fusión con ITER, un centro científico situado en la ciudad de Cadarache, en Francia. Con este proyecto, se intenta reproducir la energía del Sol diez veces más potente.

¿Qué se consigue con ITER?

La energía de fusión con ITER tratará de producir la energía suficiente para abastecer mundialmente a toda la población, o gran parte de ella. Será un reactor nuclear, sin peligrosidad, sin contaminación y con la mayor capacidad del mundo de energía.

La humanidad se enfrenta al proyecto más grande al cuál se haya enfrentado nunca. Tener energía ilimitada, podrá ser el método más fácil de explorar nuevos mundos, crear tecnología que ni nos imaginamos y pasar de una civilización 1 o la 2.

Fusión nuclear a nivel mundial

El proyecto de energía de fusión con ITER, empezó en el año 2016 y tiene previsto que finalice en el año 2035. La intención es que en el año 2025 opere el primer plasma y la cosa por el momento, parece que va mejor. Los países participantes son un total de 35, contando todos los de la Unión Europea, EEUU, Rusia, Corea del Sur, India, China y Suiza.

Por ahora, el proyecto ha alcanzado una construcción del 65%, la energía de fusión con ITER está apunto de llegar a la acción con la primera operación de plasma, que empezará en tan solo 6 años. Es el proyecto más caro económicamente de la historia.

La energía del futuro

El reactor de ITER, tiene unas dimensiones impresionantes, casi 30 metros de altura, un peso de 3.800 toneladas y unas dimensiones totales de 16.200 metros cúbicos. La energía de fusión con ITER tendrá unos imanes para generar el campo magnético necesario y llegar al interior a más de 150 millones de ºC. Será como ya te hemos comentado 10 veces más caliente que el Sol.

Para la humanidad y para el planeta Tierra, es una energía sumamente importante. No contamina, es ilimitada, no tiene peligrosidad como una centra nuclear y podemos generar la energía que queramos.